La Entrevista más sincera de Javier Moyano,Actor con reputación y Gran Profesional

Martes 20 de Noviembre del 2018

1.- A qué edad empiezas a sentir esa atracción por la interpretación? Porque, más de 20 años de carrera y siempre a pie de cañón, cómo se consiguen?

Ante todo, saludos a todos los seguidores de tu programa, Cristina Fajardo y, sobre todo, un beso enorme para ti. Quiero agradecerte que siempre tengas un huequito para mí y siempre llames a mi puerta, me encuentre donde me encuentre.

Una vez dicho esto, paso a responder a tu pregunta sobre la atracción por la interpretación. Verás, yo empiezo a sentir esa atracción, como dicen acá en México, ya cuando estaba en “la pancita de mi mamá”. Ya, por entonces, sentía inquietudes artísticas musicales y, posteriormente, actorales. Como bien dices, Cristina, 20 años de carrera estando a pie de cañón, no es fácil de conseguir. He tenido compañeros en el sector musical, que eran mi directa competencia e igualmente los tengo en el sector actoral. Es muy difícil mantenerse en la cumbre, no solo por la competencia, sino porque has de seguir gustando con tu trabajo, constantemente. Tampoco es fácil estar esperando a que suene el teléfono, porque los tiempos de espera entre disco y disco o entre grabación y grabación, no se sobrellevan con facilidad. Aun así, yo nunca fui persona que esperase a que sonara el teléfono, sino que fui provocando que se me llamase. Quizás haya sido éste el secreto. Nunca me bastaba con lo que mis representantes me iban procurando. Yo fui siempre proponiéndoles proyectos y haciéndoles sugerencias con los datos y contactos que iba consiguiendo por mi cuenta. Ahora tengo unos representantes aquí en México muy buenos, José Casasús y Joe Bonilla, así como el de España, Paco San José, hombre muy vanguardista y papá de Lydia San José, la gran actriz que ha tenido tanto éxito con la serie “Paquita Salas” que, por cierto, le sigo debiendo un café que aún tenemos pendiente desde hace unos meses, pues ella vive aquí en México, también. Y, en resumidas cuentas, quizás haya sido éste el secreto para haberme mantenido durante más de 20 años en esta maravillosa profesión.

2.- Cuál fue tú primer papel? Has tenido que rechazar alguno?

Creo recordar que mi primer papel fue en una serie llamada “Al filo de la ley”, en la que yo hacía de médico forense. Esta serie estaba protagonizada por Leonardo Sbaraglia, grandísimo actor argentino. Trabajaba también en la misma serie, mi compañera Pepa Aniorte y el gran Alberto Cuadrado. Era una serie de abogados, intriga, y suspense…

Así que tuve la gran fortuna de empezar dando mis primeros pasos en la industria, con gente grande, con grandes compañeros. Aunque lo habitual es que todos empezamos haciendo publicidad, videos corporativos, etc., para poder procurarte una buena base en la profesión.

Y en cuanto al rechazo de algún papel, sí, tuve que rechazar varios pero se me viene a la memoria uno, concretamente. En la grabación, se me tenía que ver ligeramente el trasero porque iba “ligerito de ropa” y, no quise hacerlo, no solo por mí mismo y por mi propio pudor, sino por mi hija, en un altísimo porcentaje, pues no quise que la “martirizaran” sus compañeros en el colegio con comentarios desafortunados. Ya sabes cómo son los críos…Así que lo hice, principalmente, por ella.

3.- Haciendo un recorrido por tu trayectoria, veo que has pasado también por la industria musical. ¿Sigues en contacto con ella?

En mi larga trayectoria artística, pasé por la industria musical durante un período de tiempo grande. Compuse durante unos 25 años para la industria musical española, primero para discográficas, obteniendo muchas satisfacciones, y más tarde para Antena Tres, RTVE y Telecinco, haciendo música para concursos, cuñas publicitarias, etc. Pero como en el sector artístico nada es duradero  y tienes múltiples altibajos, me vi obligado a cambiar de faceta dentro del mismo sector, pasando de la música, al sector actoral. Hice estudios específicos en una escuela privada, para que nadie pudiera decir que yo era un intruso en la profesión. Y empecé trabajando en la serie de TV que nombré hace un momento. Esos fueron mis comienzos!

En lo referente a si sigo en la música o no, te diré que no todo lo que yo quisiera, pues lo tengo muy abandonado y olvidado, por querer dar prioridad a mi faceta como actor. Aunque te diré que aquí hay una grandísima cantante, Ara Galván, que se enamoró de algunos de mis temas y piensa usar tres, cuatro, quizás cinco, para grabarlos en su próximo disco. Esto que te cuento, lo tenía reservado para contártelo en otro momento pero, dada la amistad que tengo contigo, te lo cuento aquí y ahora, en primicia y solo a ti. Este proyecto está aún en embrión, así que verá la luz, pasado cierto tiempo. Por tanto, ésta será mi primera incursión musical en México, país que me está dando la oportunidad de desarrollarme en el mundo artístico, en el amplio sentido de la palabra.

También hago poesía de vez en cuando y tengo, como proyecto futuro, sacar al mercado un libro, así como hacer alguna exposición de mis pinturas porque todo el mundo me dice que tengo un estilo pictórico muy raro y, a la vez, distinto a los demás, muy personal así que probablemente lo dé a conocer, muy pronto. Como puedes ver, voy tocando un poco de todo, pero siempre dentro del sector artístico.

4.- Cómo se vive y se ve la poca valoración e importancia que se le tiene a la industria musical y al cine en nuestro país?

Pues de la manera en la que se vive lo poco valorado que está nuestro sector en España. Afortunadamente, ahora, mis compañeros y yo, estaremos protegidos por una realidad, ya, que está promovida por nuestro querido Iñaki Guevara, cabeza visible de la Unión de Actores de España, y apoyada por nuestra ex - Presidenta de la AISGE, Pilar Bardem, y el nuevo Presidente de la misma entidad, Emilio Gutiérrez Caba. Con este proyecto ley, se va a fomentar y a promocionar nuestro sector, siempre respaldado por unos estatutos, para que los actores españoles estemos amparados y por una legislación, en toda la regla, dado que nuestro sector está muy desprotegido, además de infravalorado.

Desde aquí no se vive bonito cómo luce nuestro sector en España.

Fíjate que la valoración que aquí se le da a un artista, en general, es bien importante. A mí, por ejemplo, no me llaman actor, sino talento. En España, el concepto que se tiene de un actor, es bien distinto. Allí eres el típico bohemio, considerado como el eterno pobrecito sin amparo y casi sin techo, y eso me produce mucha tristeza, rabia e impotencia… 

En España, desgraciadamente, no se fomenta la cultura todo lo que se sería deseable. Cuando viajas, te das cuenta de que, fuera de nuestras fronteras, se fomenta mucho más la cultura que en nuestro propio país, donde preferimos gastarnos el dinero en unas cañas, antes que ir a disfrutar de un buen ballet o una buena obra de teatro, seamos realistas. En Madrid, se tuvieron que cerrar un montón de salas de teatro porque, ni se fomenta la cultura a nivel gubernamental, ni se contemplan subvenciones que respalden los precios de taquilla, para que sean más populares que los que hay actualmente. Por eso, muchos teatros han tenido que echar su cierre, pasando a formar parte de la industria textil, al convertirse en grandes almacenes de conocidísimas marcas de ropa. Esto es muy triste.

Y a España se le ve como un puntito más y más pequeño, día a día. Nuestro Ministerio de Cultura, debería dedicar mayores subvenciones de dinero proveniente de los Presupuesto Generales del Estado, a fomentar mucho más que hasta ahora, el mundo del arte.

5.- Has trabajado en las mejores series televisivas, al igual que en cine y en teatro, así que estoy segura de que podrás contarnos alguna anécdota!

Si, afortunadamente sí. En México se valora mucho el trabajo actoral, hecho en nuestro país. Nos conocen mucho a través de Netflix. Yo tuve la fortuna de trabajar en series muy importantes españolas como “Sin tetas no hay paraíso”, “Amar en tiempos revueltos”, “Amar es para siempre”, “Bandolera”, “Los Serrano”, “Cuéntame cómo pasó”, “El caso”, “Mis adorables vecinos”, y en cada una de ellas me sentí siempre, muy cómodo, no solo por haber sido dirigido por grandes directores, sino por haber vivido grandes anécdotas que recuerdo con mucho cariño.

Os cuento alguna. Trabajando en “Los Serrano”, con Jesus Bonilla, teníamos que grabar una escena en la que él tenía la cámara a sus espaldas, la misma que a mí me enfocaba de frente, a bocajarro, de forma que a él no se le veía la cara, pero a mí sí, totalmente de lleno. Según yo iba diciendo mi texto, él no paraba de hacerme gestos y muecas con la cara, poniendo caras feas, sacándome la lengua…así que yo tuve que hacer esfuerzos sobrenaturales para no reirme… jajajajaja. En otra producción, tuve que hacer un disparo con una pistola, mi primer disparo con un arma de fuego. Cuando pulsé el gatillo y escuché el estruendo, solté la pistola y salí corriendo, y el director fue corriendo detrás de mí, llamándome para que no escapara! Jajajajaja. Tengo muchas anécdotas con algunos de mis compañeros porque existen muchos tiempos de espera hasta que iluminan, sitúan cámara y demás. Y todas esas anécdotas surgen en los camerinos, charlando, entre risas y confidencias. Tengo muchas vivencias y no las cambio por nada en el mundo.

6.- Cómo te han recibido en México D.F.?

Bueno, eso de Distrito Federal, ya no se usa para la capital. Ahora se llama Ciudad de México…

Que cómo me han recibido? Pues mira, Cristina, no hay palabras para definirlo. Me siento muy consentido, como se dice aquí, o sea, muy mimado porque el recibimiento ha sido impactante. El sector actoral español de aquí, me recibió con los brazos abiertos. Compañeros míos que yo sabía que estaban ya aquí desde hacía un buen rato, me recibieron inigualablemente, haciendo que me sintiera muy cómodo, así como el compañero mexicano, que me ha hecho sentirme como en casa, constantemente.

El mexicano es una persona amable, respetuosa y muy educada...y con tan solo estos tres ingredientes que he recibido de ellos, me hacen sentirme muy a gusto.

Por otro lado, no hay que pasar por alto el arte del que vas disfrutando en cada calle, en cada esquina. Vives una vida distinta, con distinta gastronomía, diferente climatología… Hay ciudades como Oaxaca o Chiapas, que tienen un arte local bellísimo, del que yo quiero impregnarme en un futuro. Para ello, quiero ir saltando en avión a estos lugares, en mis huecos libres, para ir conociendo poco a poco todos estos rincones, cada uno con su propia forma de hacer arte.

Por otro lado, te diré que no me gusta nada el picante, el cual me ha generado alguna que otra anécdota simpática. Eso de cuando vas a dar un bocado y, justo cuando empieza a adormecerse tu lengua, recuerdas que no advertiste al camarero, que no le pusieran picante a tu comida! Si he de decir algo negativo de México, creo que esto sería, quizás, lo único que pueda no gustarme de este país, por mencionar alguna cosa. Por lo demás, sigo sintiéndome muy acogido por sus adorables gentes. Amo México y creo que lo amaré toda mi vida.

7.- Qué ha supuesto, para ti, el cambio de país. Seguro que echas de menos muchas cosas de España!

Pues mira, el cambio de país ha supuesto, para mí, echar de menos muchas cosas: mi clima, mi gastronomía, mi familia, mi hermana, mi cuñado, mi sobrino, mi mamá que esta malita (estuve viéndola este pasado verano unos días) y, sobre todo, mi hija Marta, con la que no tengo todo el contacto que yo quisiera, aunque intentamos paliarlo con las videoconferencias, cuando hablamos, de vez en cuando. Pero sabes? me queda la tranquilidad de que mi hija es feliz con su vida, con la carrera que estudió y con su trabajo. Ella estudió la carrera de Publicidad y Relaciones Publicas, la cual ejerce, como publicista, en una empresa en la que se mueve como pez en el agua. Tiene novio, Alejandro, con el que es muy feliz, y yo lo soy al verla así. Alex es un chico excelente, al que yo quiero y admiro.

Por otro lado, me gustaría tener mucho más contacto con mi país, pero no puedo estar a cada momento yendo y viniendo, porque aquí vine a trabajar, y no de turismo.

Yo viví algunos cambios de países que fueron radicales y brutales, pero definitivos. De nacer en Melilla, mi terruño, el sol de España en África, a pasar a vivir en Lyon, Francia, por trabajo de mi papá, para acabar aterrizando en Madrid, ciudad donde pasé la mayor tiempo de mi vida y donde más me desarrollé, experimenté cambios muy importantes aunque los aproveché como inspiración en mi desarrollo como compositor y letrista, escritor, pintor y el arte en general. Hacer todo ese recorrido, para acabar en México, a pesar de haber viajado mucho por Europa, aunque siempre de turista, supuso un cambio tremendamente radical para mí, en todo: en cultura, alimentación, climatología, en gente con formas de ser distintas…

Y aquí, en México, estoy haciendo grandes amigos, sobre todo del sector actoral, en el que más me muevo. Mi grupo de gente habitual, está conociendo a mi pareja, la cual se demoró en venir desde España, un poco, por cuestiones burocráticas. Ella está disfrutando de este acogimiento, tanto como yo. Por tanto, el cambio ha sido importante, y echo de menos muchas cosas y, sobre todo a mi hija, pero me compensa lo que aquí estoy viviendo. Echo mucho de menos el jamón serrano con pan con tomate untadito, y el queso manchego! No es fácil encontrar estos dos productos y, si lo consigues, es a precio de oro. Aquí venden jamón y queso, pero envasado al vacío, provenientes de conocidas marcas comerciales, pero no es lo mismo que el recién cortado, sudadito, con unas gotitas de aceite cordobés y unos taquitos de queso manchego…uys, no puedo, se me hace la boca agua!!! Este verano disfruté de estos productos, comiendo 24 horas día lo mismo, en la comida, en la merienda, en la cena y a todas horas! Por otro lado, soy muy de comidas caseras, y no las echo de menos porque yo mismo me las cocino, me hago mis ollas de cocido, mis lentejitas, mis tortillas de patatas, mi comida española, en definitiva. Pero no se lo cuentes a nadie, Cristina, esto que quede entre tú y yo.

Como puedes ver, rezumo España por todos mis poros.

8.- En qué serie o película estás involucrado actualmente?

Hasta ahora, he estado involucrado en varios proyectos desde que llegué. Primero comencé haciendo publicidad, porque todos lo hacemos, tanto aquí como en España. Aquí no encasillan a la persona. Si uno desea hacer un poco de todo, lo ven estupendo. Volví a la música con mis composiciones musicales, a la poesía, a mi faceta de escritor (ahora quiero escribir mi propio guión también), a mi faceta de pintor (quiero exponer, en breve, algunas de mis pinturas)… Definitivamente, aquí se valora mucho que cuentes con un mosaico de diversidad, todo lo contrario a lo que se vive en España pues allí, si eres actor, no está bien visto que, además, cantes, o hagas otra actividad adicional porque, rápidamente, se te cataloga de “intruso” en la otra profesión. De hecho, yo estudié arte dramático, no solo por adquirir conocimientos necesarios para desarrollarme dentro de mi profesión, sino para que no me llamaran “intruso”, al provenir de la industria musical.

Aquí, cuantas más facetas aportes, mucho mejor.

Hasta ahora he participado en la serie de Netflix, “Luis Miguel, la serie”. En esta bobina, tenía que haber hecho un papel de mayor recorrido pero, por haberme tardado el visado más de lo normal, no pude llegar a tiempo para hacerlo. Así que tuve que hacer otro personaje más chiquito.

Sabes? En el pasado, cuando yo componía, tuve la suerte y el honor de trabajar con Juan Carlos Calderón, enorme compositor español (recientemente fallecido), para Luis Miguel, en la vida real. Por eso me hizo mucha ilusión estar trabajando en la serie que cuenta su vida, porque yo viví, en la vida real, muchas cosas que se cuentan en la serie, de su vida. Así que, habiendo grabado para esta serie, volví a formar parte de la casa Rey, de nuevo! También he hecho “Amar a muerte”, con Angelique Boyer, antigua componente de un grupo musical y de una serie de tv con temática estudiantil, llamada Rebelde, serie destinada al sector juvenil. En esta serie hago de Embajador de España en México e intento enamorar a la protagonista, Angelique, pero me temo que sin obtener ningún tipo de éxito…jajajajaja. En esta serie, también trabajé con Michel Brown, grandísimo actor que hizo “Pasión de gavilanes”. En esta serie, Michel trabajaba con Juan Alfonso Baptista, “el gato”, con el que yo tuve el honor de trabajar en “Sin tetas no hay paraíso”. Casualmente, hace unos días, le envié una nota, contándole que estaba trabajando con Michel. Y, por último, en “Amar a muerte”, he trabajado también con Alejandro Nones, actor mexicano, grandísimo actor, muy conocido igualmente.

“Luis Miguel, la serie”, es posible que filme su segunda temporada y quizás podría caber la posibilidad de que yo pudiera tener algo de continuidad en esa segunda parte…aunque no es nada seguro.

Lo último que he grabado es una serie llamada “Aquí en la tierra”, con el enorme actor Daniel Giménez Cacho y con el afamado actor argentino, Ezequiel Díaz. Mi papel es breve, pero intenso. Ahora se está haciendo la segunda temporada y no sé aún, si tendré continuidad.

Y, para poner la guinda en el pastel, te diré que, tanto esta última serie como la de la vida de Luis Miguel, están nominadas para recibir el premio Fénix, que sería algo así como el equivalente, a grandes rasgos, a los premios Goya, de España. Así es que quizás exista la posibilidad de recoger algún premio, por un lado o por otro!! 

En cuanto a futuros proyectos, tengo en cartera hacer cine, dos cortometrajes y algo de lo que no puedo hablar aún! En este caso, me acojo a la Quinta Enmienda, como dicen en películas americanas, diciendo, en todo caso, lo que decía nuestro queridísimo presentador del “1,2,3 responda otra vez”, Kiko Ledgard, o nuestra entrañable Mayra Gómez Kemp: “hasta ahí puedo leer” jajajajaja.

Finalmente, mis queridos seguidores del programa de Cristina Fajardo, esa enorme entrevistadora, presentadora y gran profesional, con esa enorme sonrisa y esa tremenda profesionalidad, les diré que, tanto a ella como a ustedes, les mando un saludo enorme desde México, saludo que sale ya, volando hacia España. Siempre estaré encantado de compartir micrófono contigo, Cristina Fajardo. Mil gracias y, que sepas que siempre estaré dispuesto cuando tú me requieras para hacerme una entrevista.

Besos para todos ustedes y para España entera!!!